Este escrito es de la pagina http://www.agustinos-es.org/parabolas, alli pueden encontrar otras muy buenas relfexiones, pero hoy queremos compartir esta con ustedes:

richardswilcox01Aún no llego a comprender cómo ocurrió, si fue real o un sueño. Solo recuerdo que ya era tarde y estaba en mi sofá preferido con un buen libro en la mano.

El cansancio me fue venciendo y empece a cabecear.

En algún lugar entre la semi-consciencia y los sueños, me encontré en aquel inmenso salón, no tenia nada en especial salvo una pared llena de tarjeteros, como los que tienen las grandes bibliotecas. Los ficheros iban del suelo al techo y parecía interminable en ambas direcciones. Tenían diferentes rótulos.

Al acercarme, me llamó la atención un cajón titulado “muchachas que me han gustado” Lo abrí descuidadamente y empecé a pasar las fichas. Tuve que detenerme por la impresión, había reconocido el nombre de cada una de ellas: !se trataba de las muchachas que a mí me habían gustado!!!

Sin que nadie me lo dijera, empecé a sospechar de dónde me encontraba. Este inmenso salón, con sus interminables ficheros, era un crudo catálogo de toda mi existencia.

Estaban escritas todas las acciones de cada momento de mi vida, pequeños y grandes detalles, momentos que mi memoria ya había olvidado. Un sentimiento de expectación y curiosidad, acompañado de intriga empezó a recorrerme mientras abría los ficheros al azar para explorar su contenido.

Algunos me trajeron alegría y momentos felices, otros por el contrario, un sentimiento de vergüenza y culpa tan intensos que tuve que volverme para ver si alguien me observaba.

El archivo “Amigo” estaba al lado de “Amigos que traicioné” y “Amigos que abandoné cuando mas me necesitaban”. Los títulos iban de lo mundano a lo ridículo. “Libros que he leído”, “Mentiras que he dicho”, “Consuelo que he dado”, “Chistes que conté”, otros títulos eran: “Asuntos por los que he peleado con mis hermanos”, “Cosas hechas cuando estaba molesto”, “Murmuraciones cuando Mamá me reprendía de niño”, “Videos que he visto” No dejaba de sorprenderme de los títulos. En algunos ficheros había muchas más tarjetas de las que esperaba y otras veces menos de las que yo pensaba.

Estaba atónito del volumen de información de mi vida que había acumulado.

Sería posible que hubiera tenido el tiempo de escribir cada una de esas millones de tarjetas? Pero cada tarjeta confirmaba la verdad.

Cada una escrita con mi letra, cada una llevaba mi firma. Cuando vi el archivo “Canciones quearchivero he escuchado” quedé atónito al descubrir que tenía mas de tres cuadras de profundidad y, ni aún así, vi su fin. Me sentí avergonzado, no por la calidad de música, si no por la gran cantidad de tiempo que demostraba haber perdido.

Cuando llegué al archivo: “Pensamientos lujuriosos” un escalofrío recorrió mi cuerpo. Sólo abrí el cajón unos centímetros Me avergonzaría de conocer su tamaño. Saqué una ficha al azar y me conmoví por su contenido; me sentí asqueado al constatar “ese” momento, escondido en la obscuridad, había quedado registrado.

No necesitaba ver más.

Un instinto animal afloró en mi. Un pensamiento dominaba mi mente: Nadie debe entrar jamás a este salón! Tengo que destruirlo!

En un frenesí insano arranqué un cajón, tenía que vaciar y quemar su contenido. Pero descubrí que no podía siquiera desglosar una sola del cajón.

Me desesperé y traté de tirar con más fuerza, sólo para descubrir que eran más duras que el acero cuando intentaba arrancarlas.

Vencido y completamente indefenso, devolví el cajón a su lugar. Apoyando mi cabeza al interminable archivo, testigo invencible de mis miserias, empecé a llorar En eso el título de un cajón pareció aliviar en algo mi situación:

“Personas a las que les he compartido el evangelio”. La manija brillaba, y al abrirlo, encontré menos de 10 tarjetas. Las lágrimas volvieron a brotar de mis ojos. Lloraba tan profundo que no podía respirar; caí de rodillas al suelo llorando amargamente de vergüenza. Un nuevo pensamiento cruzaba mi mente: nadie deberá entrar a este salón, necesito encontrar la llave y cerrarlo para siempre.

Y mientras me limpiaba las lágrimas, lo vi.

!Oh no!, ! Por Favor no! !El no!, cualquiera menos Jesús!!. Impotente vi cómo Jesús abría cajones y leía cada una de mis fichas. No soportaría ver su reacción.

En ese momento no deseaba encontrarme con su mirada.

Intuitivamente Jesús se acercó a los peores archivos. Porqué tiene que leerlos todos?. Con tristeza en sus ojos, buscó mi mirada y yo bajé la cabeza de vergüenza, me llevé las manos al rostro y empecé a llorar de nuevo. Él, se acercó, puso sus manos en mis hombros. Pudo haber dicho muchas cosas, pero

El no dijo una sola palabra.

Allí estaba junto a mí, en silencio. Era el día en que Jesús guardó silencio y lloró conmigo.

imagesVolvió a los archivadores y, desde un lado del salón, empezó a abrirlos, uno por uno, y en cada tarjeta firmaba su nombre sobre el mío. !NO!!, le grité corriendo hacia él. Lo único que atiné a decir fue solo! No!, !No!, !No! cuando le arrebaté la ficha de su mano. Su nombre no tenía porque estar en esas fichas. No eran sus culpas!!, Eran las mías!!. Pero allí estaban, escritas en un rojo vivo. Su nombre cubrió el mío, escrito con su propia sangre. Tomó la ficha de mi mano, me miró con una sonrisa triste y siguió firmando las tarjetas.

No entiendo cómo lo hizo tan rápido. Al siguiente instante lo vi cerrar el último archivo y venir a mi lado. Me miró con ternura a los ojos y me dijo: Consumado Es, Esta Terminado, Yo He Cargado Con Tu Vergüenza Y Culpa.En eso, salimos juntos del salón Salón que aún permanece abierto. Por que todavía faltanmás tarjetas que escribir.

Aún no sé si fue un sueño, una visión, o una realidad Pero, de lo que si estoy convencido, es que la próxima vez que Jesús vuelva a ese salón, encontrará mas fichas de qué alegrarse, enos tiempo perdido y menos fichas vanas y vergonzosas.

Gracias Jesús por haber hecho que esta reflexión llegara a mí.

Anuncios

Valio la pena

octubre 22, 2008

Su ojo hinchado apenas le deja ver la muchedumbre. Pero la verdad, el solo fijar su mirada abajo ya es un máximo esfuerzo, pues apenas puede concentrarse por causa del intenso dolor en todo su cuerpo. Pero aún así mira y centra su vista en las personas que lo acompañan en su sentencia.

Rostros enojados, rostros enfurecidos, es lo que puede ver. Un hombre que el conoce muy bien lo mira con desprecio y le dice: Tu que decías que podías destruir el templo y reconstruirlo en tres días, sálvate a ti mismo. Hasta un criminal a su lado se mofa de el. Se sorprende que hace apenas una semana muchas de las personas de las que veía ahora lo recibían alegremente en las puertas de Jerusalén.

Todo su cuerpo, pero sobre todo, su corazón, había sido muy dañando ese día, tantos rostros, ya los conocía todos, tantos corazones, ya los conocía todos. Si supiera Caifás que su nariz achatada y su gusto por la carne de cordero, todo eso y mas su condenado lo diseño minuciosamente. Con una sonrisa en el rostro, ya hace tiempo, desde el cielo, Jesús veía al bebe, y le decía, a pesar de todo, te amo y te amare con todo mi corazón, siempre, por eso bajare, lo hare por ti, y por todos mi hijos.

Pero ahora sentía las cosas de un modo diferente. Todo el pecado del mundo se encontraba sobre sus hombros, y por única vez en toda su existencia, la presencia de su Padre se separo de El. Eso fue el golpe mas duro. -¿Tu también? Ahora si me siento en verdad solo. -Recordando todo, cada azote, cada insulto, cada puño sobre su rostro, da un grito de tristeza, ¿Por qué me has abandonado?

Fue tal vez allí cuando pudo pasar por la mente de Jesús el siguiente pensamiento ¿Realmente vale la pena?, yo no tengo ninguna necesidad de estar aquí. Un sollozo sale por su boca, cuando Dios abre un poco la cortina del cielo, y le permite ver a todo un ejercito de ángeles, esperando a que solo diga la orden. Nosotros entenderemos, decían con sus ojos algunos, sufriendo juntamente con El.

En ese momento vio todos esos rostros enfurecidos, pero después fijo su vista en otras personas que no había visto, personas que sufrían a su lado. Allí estaba su madre, Juan y María Magdalena. Recordó todos esos alegres momentos a su lado, pero también vio todos los alegres momentos que pasarían en la eternidad, a un lado de tantos rostros, llenos de amor y agradecimiento por El.

Vio que aunque el camino fue difícil, todo su esfuerzo, cada gota de su sangre, cada una de ellas tiene un significado especial en las personas que serán salvas por su causa. No era momento para echarse para atrás, no en estos momentos, no seria en vano, el vio mi rostro, y el vio tu rostro allí.

Entonces, con sus ultimas energías, sonrió, y en su mente dijo. Valió la pena, consumado esta. Como vez, al igual que tú, Jesús paso momentos difíciles, el te entiende perfectamente, cuando pases por una gran tristeza, recuerda que el te dice: Vamos hijo aguanta, valdrá la pena, todo tiene su porque, y, si alguna vez dudas de tu amor, solo recuerda que lo volvería a hacer por ti. Valió la pena.

Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí, que soy su único Hijo, para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna. Juan 3:16 (Lenguaje Sencillo)

Radiografia

octubre 21, 2008

radiografiaHace poco me hice una radiografía y me lleve una gran sorpresa. Un gran avance tecnológico, que aunque ya hace algunos años fue descubierto, casi no se sabe al respecto, a permitido descubrir e incluso observar a lo que comúnmente llamamos alma. Sentí un poco de curiosidad al respecto, asi que a los pocos días de saber la noticia, fui con un doctor especializado en todo esto para saber que llevo dentro de mí.

El tono del doctor al sentarse en el escritorio era serio. Traía los resultados del estudio y al parecer traía malas noticias. -Señor, solo puedo decirle lo que le he dicho al 99% de mis pacientes. Usted tiene una gran parte de su alma contaminada, lo cual lo llevara a la muerte. Pero esto no debería sorprenderle, ya que con estudios recientes se ha descubierto que esta es la causa de la muerte de todos los hombres, pero también de la muerte eterna.

-Pero, ¡Debe de haber una salida! Le dije. – Bueno, déjeme contarle una historia: El doctor que descubrió esto, tenia un gran peso en su corazón, por todas las personas que irían a la muerte por esta causa, el sabía que tenia que hacer algo, que debía de interceder por toda esta gente, y lo logro.

Al estar haciendo estudios constantemente sobre el tema se percato de algo ¡El estaba limpio! No sabía como, pero por alguna razón el tenia un alma 100% pura. Después de unos análisis y unos días de espera, los resultados llegaron. Una prueba de su sangre, probo lo que el ya había supuesto. Su sangre era la vacuna perfecta para esta gran enfermedad. Así que, aunque muy triste, decidido, pero mas que todo, lleno de amor por todas estas personas, decidió dar su vida, para poder llevar esta cura a toda la humanidad. Toda su sangre fue utilizada y aquí mismo tenemos la cura gracias a el.

¡Eso me parece increíble-Le dije- ¿Cómo es posible que gran parte de la gente no conozca sobre esto?, es necesario que les digan que hay una cura.- Desde hace mucho tiempo se les ha dicho, pero no han creído. Muchos otros científicos, celosos en parte, se mofaron de todo esto, llamándolo científico loco, mentiroso, entre otras cosas.

Pero ahora la cura esta justo aquí, para ti, solo es tu decisión que la tomes, que puedas ser lleno de vida, que pueda ser purificada tu alma, tu ya conoces a ese doctor, solo necesitas tomar lo que ya es tuyo, el regalo de la salvación.

Yo ya la tome, he tomado la vacuna contra la muerte, ¿La tomaras tú? Solo deja que El toque tu corazón.

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados

Isaías 53:4

Construyendo Tu Sueño Ideal

septiembre 11, 2008


“Ésta es mi extraña historia, en la que un sueño se convirtió, cuarenta años después, en realidad. Yo había construido, en un sueño, un palacio, un castillo o grutas. No sé bien cómo explicarlo, pero era algo tan bello, tan pintoresco, que diez años más tarde todavía estaba grabado en mi memoria”

Ya tenia muchos años de rutina, siempre el mismo camino, siempre los mismos buzones, nadie mas esperaba algo mas de el, solo esperaban recibir el paquete que el traía en sus manos. Pero el tenia un sueño, un sueño demasiado grande hasta para el mismo, así que lo callo por mucho tiempo.

Pero su sueño seguía allí, por diez largos años logro silenciarlo. -Todos me creerán un loco- pensaba. Pero se dio cuenta de que no había forma de que saliera de su cabeza, como si estuviera trazado en papel, así estaba en su mente, como el mismo taj mahal el tenia en su mente el palacio ideal, y el lo construiría con sus propias manos.

Es tiempo de mostrarles, ha llegado el tiempo de enseñarle al mundo que en mi categoría hay hombres de genio y energía. Así que todos los días, en su caminar diario, tomaba las piedras que le gustaban del camino, y las echaba en su mochila, a veces hasta llevar pesadas cargas de cuarenta kilos.

Pero solo tenia a su fiel compañera, su carretilla, nada mas, en ella descargaba esas cargas tan pesadas que agobiaban su espalda, ¿Qué hubiera hecho sin ella?

El cartero Chevel tuvo un sueño, y trabajo que le costo 10 mil días. 93 mil horas, 33 años para verlo terminado. La gente no esperaba mucho de el, pero allí estaba, el solo había erigido un palacio, sin haber cogido jamás regla y escuadra, digno del mismo Miguel Angel. No hubo nada que lo detuviera, ni los años, ni la critica, ni el cansancio. Ahora la pregunta es, ¿Cuál es tu sueño?, o mas importante, ¿Qué has hecho para alcanzarlo?

La vida es una larga travesía, un largo camino, pero la verdad es que la gente no espera mucho de ti. Cada critica, un mal comentario, o simplemente la simple indiferencia de una persona hacia ti, creyendo que nunca lograras nada en esta vida, aunque parezcan pequeñas por si solas, poco a poco van formando en ti una pesada carga.

Pero allí se encuentra El, tu fiel compañero, aquel que te libera de esa pesada carga ¿Qué harías sin El? Yo no podría seguir sin mi Jesús. A el es a quien entrego todas las criticas, todos los desprecios. Tal vez has escuchado, ¿Tu?, esperaba a otra persona, o, ocupamos a alguien con mas “presencia”, o el común que podemos esperar de este.

Solo entrégale todo esto a Jesús, y con su ayuda podrás construir tu sueño, no importa lo que piense el mundo de ti, es el momento de demostrarles que en los de tu categoría y hay hombres de genio y energía, que hay hombres de corazón, pero mas que eso, hay que demostrarles que en Jesús no hay nada imposible, solo entrégale a tu carga a El, el esculpirá tu sueño ideal.

Si quieres saber mas sobre el cartero de Chevel y su palacio ideal haz click aqui

Salmos 60:12 En Dios haremos proezas

La verdad es que esta es una de las palabras de las que nunca quedo satisfecho con su definición en el diccionario. No creo que el amor se pueda describir realmente con palabras claras, porque todos tenemos una idea tan distinta de lo que es esto. Pero, ¿Cuál es el verdadero significado de la palabra amor?

Una cálida mano. Un suave abrazo. El húmedo beso de tu pequeño hijo, estas son algunas de las imágenes que nos vienen a la mente cuando escuchamos esta palabra, el amor, una de las sensaciones mas hermosas y únicas del ser humano, pero, ¿esto es el amor?, aunque la mayoría de las personas puedan pensar que estos ejemplos son las mejores formas de manifestar nuestro amor hacia alguien, déjenme darles algunos ejemplos, los mas grandes ejemplos que hay de amor.

Compromiso. ¿Qué es el compromiso? Para mi el compromiso es la decisión de una persona, de estar allí para la persona que el ama, pase lo que pase, no dependiendo realmente de lo que el quiera en ese momento, sino lo que quiere o necesita la otra persona.

El dijo que estaría allí para siempre a su lado, se lo dijo al colocarle su anillo de oro blanco en su delicado dedo, el día de su boda. Esos fueron sus votos, y los ha cumplido hasta la fecha. Ahora vuelve a tomar sus manos en el hospital, ya muchos años después de esto. Fueron muchos los días felices, los que ellos disfrutaron juntos, pero un día, algo paso, un trágico accidente condeno a Marta a pasar el resto de su vida a permanecer recostada, sin ya mas poder hablar, ni caminar.

Pero allí ha estado el. Siempre la ha alimentado, le lee unos capítulos de la Biblia en la noche y no hay ningún día que no le diga que la ama con todo el corazón, y de que sigue enamorado de ella, que estarán juntos para siempre. Pase lo que pase. Eso es el compromiso.

Pero yo quiero contarte otra historia mucho mas bella que esta. El dio todo por ti. Absolutamente todo, porque el, el creo lo que tu conoces como amor, y El es la mas grande manifestación del amor. Porque aunque lo despreciaron, lo desecharon y lo llevaron hasta la muerte, el fue hasta el final, sabes, lo hizo por ti.

Imaginaba tu rostro, imaginaba que con este acto tu podrías llegar a El sin problemas, ya no habría obstáculos, solo estarían tu y El. Jesús dio la vida por ti. La biblia dice que Jesús paso por todas batallas que algún hombre puede pasar. El podía ver el dolor que se acercaba, cada clavo, cada espina, cada látigo sobre su espalda, claro que en algún momento paso por su mente si esto valdría realmente la pena.

Pero el creador del amor mas que nadie sabia, que el amor no es solo palabras lindas, no son solo abrazos, rosas y chocolates, sino también es sacrificio, es compromiso, dar todo lo que tu tienes por la persona amada. El dio todo por ti, el pago el precio de tu salvación, y solo por medio de El conocerás el verdadero significado de la palabra amor.

“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que vive en amor, vive en Dios, y Dios en él.” 1 Juan 4:16