Superman

octubre 10, 2008


Creo que Superman ha pasado de moda un poco porque la gente ya no se siente identificado con el. Prefieren a un Spiderman que tiene una crisis de identidad, con problemas en la escuela y no tiene ni para pagar la renta. O tal vez prefiere un Batman, que aunque sin poderes, se las ingenia para poder luchar contra el crimen.

¿Pero que pasa con Superman? Es superfuerte, tiene supervelocidad, puede volar, tiene visión de rayos x, visión de calor, aliento congelante, y entre otras tantas cosas, por lo que la gente empezó a perder interés por este personaje, ¿Qué puedo tener en común con Superman?

A pesar de que yo no soy muy veloz, ni muy fuerte, ni mucho menos puedo volar, yo, al igual que todos ustedes deberia de identificarme con Superman. No porque yo sea superfuerte, sino que al tener a Cristo en mi corazón, soy capaz de todo, siempre y cuando sea a el a quien le pida todo esto y lo crea con todo mi corazón.

Pero no solo compartimos sus habilidades, sino también sus debilidades. A pesar de que prácticamente Superman solo tiene una debilidad, a sido sometido en innumerables ocasiones por causa de esta, y en algunas ocasiones ha estado a punto de morir.

Sabes, y a pesar de que solo sea una debilidad, su peor enemigo, Lex Luthor, la conoce a la perfección. Y sabes, tu enemigo también conoce muy bien tus debilidades. Por eso, aunque sean pocas o solo una, te encuentras constantemente agobiado por causa de esto, vez tras vez le has prometido a Dios que jamás lo volverás a hacer, pero siempre vuelves a caer.

Pero tu le llevas una ventaja a Superman, tu no tienes que cargar con tus debilidades, aunque tal vez vuelvas a caer, hay alguien que cargo con todas tus debilidades y con tus pecados, aquel que te da esa fuerza para seguir adelante, mi héroe favorito, su nombre es Jesús.

Superman llego a la tierra por azares del destino, tal vez tu no sabes cual fue la razón por la que tu llegaste a la tierra, pero la tienes. Tienes la importante misión de ser luz en un mundo en tinieblas, la misión de contarle a todo el mundo que ya hubo alguien que peleo contra su peor enemigo, y nosotros, sin haber hecho siquiera algo, en el lo tenemos todo, en el somos superfuertes.

Pero Dios me ha contestado: “Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se muestra en la debilidad”. Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para que el poder de Cristo se muestre en mí. 2 Corintios 12:9

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: